CARROLL, Noël, Comedy Incarnate. Buster Keaton, Physical Humor and Bodily Coping, Malden-Oxford, Blackwell, 2007, 180 pp., ISBN 978-1-4051-5525-0.

 

Se trata de una versión revisada de la tesis doctoral de Noël Carroll sobre la película de Buster Keaton “El maquinista de la General” (1926), presentada en el departamento de estudios de cine de la universidad de Nueva York en 1976. En ella, Carroll analiza la película fundamentalmente en términos de sus elementos visuales (la iconografía de los gags de Keaton y el uso de los recursos fílmicos) y como reacción al análisis literario, que reduce la película a la ejemplificación de una tesis o un tema y que no exige que se vea la película, lo cual parece una contradicción, de modo que se inclina por un procedimiento, en la línea de Susan Sontag, más erótico que hermenéutico. De este modo, Carroll desarrolla sus ideas en clave fenomenológica, prestando atención a lo que llama “inteligencia corporal”, que se encarna en el comportamiento y se manifiesta en la acción, siguiendo de cerca a Merleau-Ponty. Esta inteligencia corporal es el objeto del humor de Keaton.

El primer capítulo examina la iconografía de “El maquinista de la General” y, a partir de tal análisis, Carroll sostiene que por medio del más y el menos, el fracaso y el éxito, Keaton señala que la esencia de la inteligibilidad corporal es la adaptabilidad, para lo cual analiza la teoría de la risa de Bergson, que la vincula con lo mecánico, lo automático, como una condena social a la falta de adaptabilidad, que es el rasgo más saliente de la inteligencia, como un resultado de la aplicación prevalente de metáforas evolutivas a cada aspecto de la vida. Carroll examina cómo esta idea de la adaptabilidad está también presente en otras películas de Keaton. Pero además, en “El maquinista” hay gags que muestran la adaptación y un alto grado de habilidad, de modo que no se podrían explicar por la teoría bergsoniana. Por eso toda explicación que trate esta película aplicando sólo una hipótesis de trabajo se mostrará muy pobre.

El capítulo segundo estudia el estilo visual y cinemático de Keaton, caracterizado por lo que Carroll llama la “inteligibilidad visible”. Ahí Carroll estudia cómo el uso que Keaton hace de los recursos fílmicos, de planos (especialmente el plano general), focalizaciones, ángulos de cámara, montaje, etc. es un esfuerzo por hacer del juego mutuo de las fuerzas físicas en movimiento en el cine algo diáfano para el espectador. Desde el punto del estilo, la inteligibilidad concreta es el efecto de los formatos representacionales. Para Carroll ningún director en la historia del cine ha estado tan comprometido en manifestar tanto el trabajo del mundo físico como Keaton, que ve el mundo como un ingeniero, una mentalidad pragmática que inspecciona el mundo como un equipamiento potencial que puede llevar al éxito, pero que si se usa de modo descuidado conlleva la catástrofe.

Un tercer capítulo contrasta los logros de Keaton con los de sus contemporáneos Charlie Chaplin, Harold Lloyd y Harry Langdon, para mostrar que las hipótesis generadas respecto a Keaton no sirven para las obras de éstos otros. Tras un breve resumen del libro, la obra concluye con un apéndice en que reconoce que la narración de la película, su argumento, quizá merezca más atención de la que le había prestado con anterioridad.

 

Sixto J. Castro