DANTO, Arthur C., La Madonna del futuro. Ensayos en un mundo de arte plural, traducción de Gerard Vilar, Barcelona, Paidós,

 

El arte contemporáneo trata con frecuencia del concepto mismo de arte. El mismo Danto nos dice que cada una de las críticas contenidas en ese libro son "fragmentos de filosofía disfrazados", porque el arte contemporáneo, como él mismo defiende, requiere de la colaboración filosófica, dado que cada obra encarna un significado, y en no pocas ocasiones contiene explicíta o implícitamente filosofía en diversos estados.

La mayoría de las críticas incluidas en La Madonna del Futuro fueron publicadas en The Nation, desde 1993 hasta 1999. Vienen enmarcadas por un par de ensayos filosóficos, "Arte y significado" (ya incluido en la obra de N. Carroll, Theories of Art Today, reseñada hace poco en esta revista), en el que expone de manera sintética sus ideas fundamentales acerca de la definición del arte (las obras de arte son sobre algo, es decir, tienen un significado y lo encarnan), y "La obra de arte y el futuro histórico" (donde desarrolla los conceptos de pertenencia a una historia, el fin del arte, la extensión e intensión del concepto de arte, la posthistoria del arte, la falta de narrativas vinculantes, etc.).

Todas las críticas que configuran el cuerpo del libro están entreveradas de filosofía, o mejor, muestran el significado de las obras, que, como hemos apuntado, es la tesis defendida por Danto. Sin lugar a dudas, todas ellas son ejemplos de lo que tiene que ser la crítica de arte, clara, rigurosa, erudita, pues, en general, nos orientan de una manera clara y lúcida en el proceloso territorio del arte contemporáneo y nos muestran cómo mirarlo y comprenderlo. Para los seguidores de la filosofía del arte de Danto, esta obra es imprescindible, al compilar un conjunto de sus críticas, que no son sino la puesta en práctica de las teorías del filósofo estadounidense.

La traducción de Vilar es espléndida. Sólo pondría una pega: en el artículo "Lucien Freud" el traductor debería haber aclarado al lector la diferencia semántica entre nudity y nakedness, porque al verter ambos sin más como desnudez la lectura es confusa (aun cuando el discurso del propio Danto vaya clarificándolo), pero para el no versado en inglés la cosa se complica, aunque hay que decir a favor de Vilar que se redime en el artículo "R. B. Kitaj" al traducir naked por desvestido y nude por desnudo.

 

Sixto J. Castro